Ciudades para hacer turismo running

Footing, running o correr. Solos, con amigos o en pareja. No importa ni cómo lo llamemos ni con quién lo practiquemos. Lo fundamental es que vivir en una gran ciudad ya no es excusa para no hacer deporte al aire libre. Cada vez es más fácil encontrar parques que son un ir y venir de corredores entrenando a cualquier hora del día. Una forma diferente de hacer turismo. Incluso hay empresas que guían a pequeños grupos por la ciudad practicando deporte y visitando los puntos más emblemáticos. Pero esta vez, nos entrenaremos en los parques urbanos elegidos por los habitantes de cada una de estas capitales. Nos ponemos las zapatillas pero antes… ¡No olvides hacer unos estiramientos!

 

Madrid: Parque del Buen Retiro

A su perfecta ubicación en el centro de la ciudad y buena comunicación con transporte público se le añade el hecho de que podemos hacer diversos recorridos, bien por caminos de tierra o asfalto y eligiendo la distancia que queremos recorrer. En días de calor además podemos seguir disfrutando, ya que cuenta con muchas zonas de sombra. Y es un buen lugar para conocer algunas curiosidades, como el monumento del Ángel Caído, uno de los tres de este tipo que existen en el mundo. En el Parque del Buen Retiro se celebran algunas de las carreras más importantes del calendario nacional, como la Media Maratón Villa de Madrid o la Rock and Roll Maratón.

 

Barcelona: Carretera de les Aigües

Pese a no encontrarse en medio de Barcelona, es el preferido por los runners de la Ciudad Condal. Y no es para menos, ya que las vistas que se obtienen desde el recorrido de Barcelona nos acompañan durante los 9 kilómetros de recorrido. Para llegar hasta allí, podemos ir tanto en transporte público como en coche. O caminando para ir calentando. Así nos lo recomiendan además desde 360runningbarcelona, que realizan rutas guiadas por esa misma zona.

 

Valencia: Parque de Cabecera

Muchos corredores valencianos y visitantes eligen este enorme parque como complemento al Parque Natural del Turia, que transcurre en paralelo al cauce del río y que permite obtener un recorrido de entre dos y 30 kilómetros si se combinan ambos. Hay pendientes pronunciadas, por lo que resulta perfecto para entrenar alternando diferentes ritmos. El agua juega un papel importante (y refrescante) en este parque, ya que tiene también un gran lago en el que podemos alquilar un patín con forma de pato. Toda la información del parque aquí.

 

Bilbao: Parque Europa

No es ni el más céntrico ni el más espectacular de la capital vizcaína pero es el elegido por los bilbaínos para entrenar. Tiene dos recorridos a elegir, de asfalto o de hierba, ambos de un kilómetro. Y para que el ejercicio sea completo y no olvidarnos que estamos en el País Vasco, encontramos un frontón, mesas de ping-pong y una zona para patinar o practicar skate. Ha servido además como escenario de conciertos e incluso una carrera popular organizada por la asociación de comerciantes de Txurdinaga, barrio en el que se encuentra.

 

Sevilla: Parque de Maria Luisa

Decir que Sevilla tiene duende es decir poco. Y en el Parque de María Luisa queda más que demostrado que así es. Inaugurado en 1914, es de estilo romántico y se convierte cada día en uno de los más concurridos y es que tiene muchas zonas de sombra, algo fundamental para una ciudad tan calurosa. Es otro de los elegidos para disputar carreras populares y siempre cuenta con gran participación.

 

Santander: Parque de la Magdalena

Sentiremos la brisa marina a cada zancada, ya que el recorrido discurre paralelo al mar, bordeando la península de la Magdalena y su palacio homónimo. Se puede combinar con diferentes rutas para hacerlo más largo, como por ejemplo yendo hasta el faro Cabo Mayor, con lo que se obtiene una ruta de más de 7 km. Y, si la cercanía al mar nos resulta insuficiente, nada como darnos un refrescante baño en su pequeña playa de arena dorada. Todo un lujo para recompensar el esfuerzo y relajar los músculos.


Zaragoza: Parque del Agua.

Más que un parque es todo un universo para el deporte y el ocio. Para practicar running hay dos recorridos, de cinco y de 10 kilómetros. Este último además, se adentra en la zona donde se celebró la Expo en 2008 y en la que, al igual que en el parque, el agua tuvo un protagonismo especial. De hecho, el Parque del Agua Luis Buñuel está proyectado a orillas del Ebro y encontramos mucha vegetación gracias a su caudal. Nos sorprenderá la cantidad de actividades que podemos realizar gracias a sus instalaciones: campo de golf, zona multiaventura ¡e incluso rafting!

 

Pamplona: Vuelta al castillo

Para poder correr en los sanfermines, primero conviene entrenar. Una de las rutas preferidas por los pamplonicas es la que discurre bordea la Ciudadela y que nos da la oportunidad de descubrir rincones de gran atractivo patrimonial. Además, al ser un terreno totalmente llano, es cómodo para cualquier tipo de corredores. La vuelta al castillo es de aproximadamente dos kilómetros y puede realizarse por pavimento o los caminos de tierra y encontramos diversas fuentes donde poder saciar nuestra sed.


Toledo: Senda ecológica del río Tajo

Siete kilómetros a orillas del río Tajo y bordeando Toledo. Todo un lujo para los corredores más exigentes. Además de entrenar, tenemos ocasión de ver la monumental ciudad desde diferentes ángulos. El recorrido completo comienza desde el puente romano de Alcántara y nos lleva hasta las afueras de la ciudad. Para quienes necesiten más recorrido, que sepan que está planteado ampliar esta senda con siete kilómetros más.

La flexibilidad, una cualidad fundamental en el desarrollo muscular

Entrenar de manera dura y llevar a los músculos al límite es lo que nos ayudará a conseguir una correcta hipertrofia, además de mantener un descanso adecuado y una alimentación que nos aporte nutrientes. Pero no solo de esto se compone el crecimiento muscular, ya que hay una cualidad que no se suele tener en cuenta que es la flexibilidad, y que será necesaria a la hora de lograr unos músculos en perfectas condiciones.

flexibilidad Seguir leyendo