Ciudades para hacer turismo running

Footing, running o correr. Solos, con amigos o en pareja. No importa ni cómo lo llamemos ni con quién lo practiquemos. Lo fundamental es que vivir en una gran ciudad ya no es excusa para no hacer deporte al aire libre. Cada vez es más fácil encontrar parques que son un ir y venir de corredores entrenando a cualquier hora del día. Una forma diferente de hacer turismo. Incluso hay empresas que guían a pequeños grupos por la ciudad practicando deporte y visitando los puntos más emblemáticos. Pero esta vez, nos entrenaremos en los parques urbanos elegidos por los habitantes de cada una de estas capitales. Nos ponemos las zapatillas pero antes… ¡No olvides hacer unos estiramientos!

 

Madrid: Parque del Buen Retiro

A su perfecta ubicación en el centro de la ciudad y buena comunicación con transporte público se le añade el hecho de que podemos hacer diversos recorridos, bien por caminos de tierra o asfalto y eligiendo la distancia que queremos recorrer. En días de calor además podemos seguir disfrutando, ya que cuenta con muchas zonas de sombra. Y es un buen lugar para conocer algunas curiosidades, como el monumento del Ángel Caído, uno de los tres de este tipo que existen en el mundo. En el Parque del Buen Retiro se celebran algunas de las carreras más importantes del calendario nacional, como la Media Maratón Villa de Madrid o la Rock and Roll Maratón.

 

Barcelona: Carretera de les Aigües

Pese a no encontrarse en medio de Barcelona, es el preferido por los runners de la Ciudad Condal. Y no es para menos, ya que las vistas que se obtienen desde el recorrido de Barcelona nos acompañan durante los 9 kilómetros de recorrido. Para llegar hasta allí, podemos ir tanto en transporte público como en coche. O caminando para ir calentando. Así nos lo recomiendan además desde 360runningbarcelona, que realizan rutas guiadas por esa misma zona.

 

Valencia: Parque de Cabecera

Muchos corredores valencianos y visitantes eligen este enorme parque como complemento al Parque Natural del Turia, que transcurre en paralelo al cauce del río y que permite obtener un recorrido de entre dos y 30 kilómetros si se combinan ambos. Hay pendientes pronunciadas, por lo que resulta perfecto para entrenar alternando diferentes ritmos. El agua juega un papel importante (y refrescante) en este parque, ya que tiene también un gran lago en el que podemos alquilar un patín con forma de pato. Toda la información del parque aquí.

 

Bilbao: Parque Europa

No es ni el más céntrico ni el más espectacular de la capital vizcaína pero es el elegido por los bilbaínos para entrenar. Tiene dos recorridos a elegir, de asfalto o de hierba, ambos de un kilómetro. Y para que el ejercicio sea completo y no olvidarnos que estamos en el País Vasco, encontramos un frontón, mesas de ping-pong y una zona para patinar o practicar skate. Ha servido además como escenario de conciertos e incluso una carrera popular organizada por la asociación de comerciantes de Txurdinaga, barrio en el que se encuentra.

 

Sevilla: Parque de Maria Luisa

Decir que Sevilla tiene duende es decir poco. Y en el Parque de María Luisa queda más que demostrado que así es. Inaugurado en 1914, es de estilo romántico y se convierte cada día en uno de los más concurridos y es que tiene muchas zonas de sombra, algo fundamental para una ciudad tan calurosa. Es otro de los elegidos para disputar carreras populares y siempre cuenta con gran participación.

 

Santander: Parque de la Magdalena

Sentiremos la brisa marina a cada zancada, ya que el recorrido discurre paralelo al mar, bordeando la península de la Magdalena y su palacio homónimo. Se puede combinar con diferentes rutas para hacerlo más largo, como por ejemplo yendo hasta el faro Cabo Mayor, con lo que se obtiene una ruta de más de 7 km. Y, si la cercanía al mar nos resulta insuficiente, nada como darnos un refrescante baño en su pequeña playa de arena dorada. Todo un lujo para recompensar el esfuerzo y relajar los músculos.


Zaragoza: Parque del Agua.

Más que un parque es todo un universo para el deporte y el ocio. Para practicar running hay dos recorridos, de cinco y de 10 kilómetros. Este último además, se adentra en la zona donde se celebró la Expo en 2008 y en la que, al igual que en el parque, el agua tuvo un protagonismo especial. De hecho, el Parque del Agua Luis Buñuel está proyectado a orillas del Ebro y encontramos mucha vegetación gracias a su caudal. Nos sorprenderá la cantidad de actividades que podemos realizar gracias a sus instalaciones: campo de golf, zona multiaventura ¡e incluso rafting!

 

Pamplona: Vuelta al castillo

Para poder correr en los sanfermines, primero conviene entrenar. Una de las rutas preferidas por los pamplonicas es la que discurre bordea la Ciudadela y que nos da la oportunidad de descubrir rincones de gran atractivo patrimonial. Además, al ser un terreno totalmente llano, es cómodo para cualquier tipo de corredores. La vuelta al castillo es de aproximadamente dos kilómetros y puede realizarse por pavimento o los caminos de tierra y encontramos diversas fuentes donde poder saciar nuestra sed.


Toledo: Senda ecológica del río Tajo

Siete kilómetros a orillas del río Tajo y bordeando Toledo. Todo un lujo para los corredores más exigentes. Además de entrenar, tenemos ocasión de ver la monumental ciudad desde diferentes ángulos. El recorrido completo comienza desde el puente romano de Alcántara y nos lleva hasta las afueras de la ciudad. Para quienes necesiten más recorrido, que sepan que está planteado ampliar esta senda con siete kilómetros más.

La flexibilidad, una cualidad fundamental en el desarrollo muscular

Entrenar de manera dura y llevar a los músculos al límite es lo que nos ayudará a conseguir una correcta hipertrofia, además de mantener un descanso adecuado y una alimentación que nos aporte nutrientes. Pero no solo de esto se compone el crecimiento muscular, ya que hay una cualidad que no se suele tener en cuenta que es la flexibilidad, y que será necesaria a la hora de lograr unos músculos en perfectas condiciones.

flexibilidad Seguir leyendo

Risotto de Quinoa con Setas (sin lactosa)

Comida sana y rica 🙂

Cocina sana con Ernest Subirana

Risotto de setas

Aprovechando la temporada de setas, esta semana vamos a cocinar varios tipos de setas en un risotto en el que sustituiremos el arroz por la saludable quinoa.

Valoración por nutricionistas de Medicadiet

La quinoa es un cereal que destaca por su alto contenido en proteínas y grasas del tipo omega-3 y omega-6, recuerda que este tipo de grasa es buena para tu corazón. Además la quinoa aporta vitaminas del grupo B y vitamina E, que tiene poder antioxidante. En cuanto a los minerales es rica en magnesio, fósforo, hierro y potasio. También destaca su alto contenido en fibra insoluble y facilita el tránsito intestinal.

Por otro lado la proteína de la quinoa contiene todos los aminoácidos esenciales y es considerada de alto valor biológico. Por eso motivo la quinoa puede ser un buen sustitutivo de la carne, el pescado o el huevo para personas vegetarianas

Ver la entrada original 708 palabras más

El ciclismo en Sao Paulo deja de ser un deporte de riesgo

Como ocurre con casi todo el mundo, un día aprendí a andar en bicicleta y nunca más me olvidé cómo montarse en una. Es una de esas cosas que uno aprende, casi tan instintivas como andar y hablar. Pero como muchos que viven en Sao Paulo, la mía llevaba mucho tiempo guardada en un rincón de la casa. Las ganas de pasear con ella se me pasaban cada vez que leía sobre un nuevo accidente, casi siempre fatal, con algún «cicloactivista», como le llaman aquí a los tercos que durante años se arriesgaron a ir al trabajo y hacer la vida en bicicleta, en la ciudad de los embotellamientos y del tránsito salvaje.

ciclista_15m

En Sao Paulo muere un ciclista por semana, generalmente jóvenes, con una edad promedio de 35 años. Uno de los casos más impactantes ocurrió el año pasado, cuando el pintor de paredes David, de 21 años, que un domingo en la mañana iba al trabajo en bicicleta, perdió un brazo que le fue arrancado por el auto Alex, un estudiante de psicología de la misma edad, que volvía a casa después de una fiesta y manejaba embriagado. Alex huyó del local sin ayudar a David, cuando se dio cuenta que el brazo del pintor estaba dentro de su coche. Sin pensarlo, Alex manejó algunos kilómetros y tiró el brazo de David en un río, quitándole la posibilidad de un reimplante.

Esta historia escalofriante sucedió en plena avenida Paulista, una suerte de Gran Vía de Sao Paulo, y nos hizo a mí y a muchos paulistas mantener la bicicleta arrinconada, traumatizados con lo que le pasó a David, que gracias a donaciones y a la solidaridad de muchos, usa ahora un moderno brazo mecánico.

Felizmente las cosas están cambiando drásticamente en la ciudad de los «ciclo-asustados», que éramos la mayoría. La Alcaldía de Sao Paulo lanzó este año un programa que implantará 400 kilómetros de bicicletas en prácticamente un año, y el proyecto incluye la Avenida Paulista, donde por ahora funciona una ciclovía temporaria, en la que se puede pasear los domingos y festivos. En esos días mi bici y yo circulamos sin miedo, junto con millares de personas que aprovechamos una de las buenas cosas que se pueden hacer en la ciudad los fines de semana.

Pero con el programa lanzado hace dos meses por el alcalde Fernando Haddad, que a veces llega al trabajo en su bicicleta, ya es posible pensar que muy pronto eso se volverá una rutina. En sólo dos meses, Haddad está implantando a toda velocidad las ciclovías, en las que ya puede andarse todos los días de bicicleta. Buena parte del centro de Sao Paulo ya tiene sus pistas pintadas de rojo, con un total de 80 kilómetros, y la meta es llegar a 200 kilómetros hacia el fin del año.

Recelo ante la novedad

Al principio la novedad no fue bien recibida por todos, especialmente en una ciudad en que se dice que las personas ya nacen con cuatro ruedas. Corazón de un emblemático polo automotriz, de donde surgieron personajes como el ex presidente y operario mecánico, Luiz Inácio Lula da Silva, Sao Paulo tiene 7,6 millones de vehículos, una infinidad de estacionamientos y una estructura pensada para quienes usan coches.

Con mucha antipatía de los automovilistas, la Alcaldía está subvirtiendo ese orden, instalando ciclovías, pensando en una mejor estructura urbana para los ciclistas e integrándola al transporte público. Conforme pasan los días y avanzan las canaletas para las bicicletas, comienzan a cambiar los hábitos de la ciudad. Empresarios comienzan a invertir en talleres mecánicos, en servicios de entregas de bicicletas, aumenta el número de personas que comienzan a ir al trabajo en dos ruedas y la simpatía por la novedad. Un 88% de los paulistas ya apoyan las ciclovías y el número de los que pasaron a usar bicicletas, aumentó un 50%. Mi bici es una que dentro de poco debe salir del rincón para perderle el miedo a las calles.