Beneficios de una ducha de agua fría o caliente después de entrenar

Si eres lector de Entrenamiento estoy seguro de que ya sabes o estas aprendiendo a entrenar con un alto porcentaje de efectividad, que también sabes o estas aprendiendo a llevar una dieta que se ajusta a tus objetivos. Estos son aspectos muy importantes a la hora de hacer ejercicio sea cual sea vuestra especialidad. Pero hay otros factores que pasamos por alto y que también influyen en mayor o menor medida en nuestro cuerpo. La ducha post entrenamiento tiene mas beneficios en los que no solemos caer, sin duda alguna el higiénico es esencial y estoy seguro de que nadie después de entrenar se plantea no ducharse. Por eso voy a referirme al resto de pautas y beneficios que no solemos tener en cuenta.

ducha

Durante el entrenamiento la temperatura de nuestro cuerpo y de la sangre aumentan, esto produce que se dilaten los vasos sanguíneos próximos a las piel y se activen las glándulas de transpiración. Cuando terminamos nuestro entrenamiento seguimos sudando, el Doctor Gabe Mirkin explica que esto es debido a que nuestro corazón empieza a bajar su ritmo causando que el calor se acumule en tus músculos en lugar de enviarlo a la piel por esa razón la temperatura interna aumenta aún mas.

Y de aquí sacaremos nuestra primera conclusión, es aconsejable comenzar nuestra ducha cuando hayamos acabado de transpirar, esto puede durar alrededor de media hora. Si no respetamos este tiempo es muy posible que sigamos sudando incluso después de terminar nuestra ducha. Durante este espacio de tiempo en el que nuestro cuerpo deja de transpirar es bueno aprovecharlo para realizar estiramientos leves, pues como ya mencionamos en diversos articulo. No se deben hacer estiramientos intensos después de una actividad dura.

Ahora ya sabemos cual es el momento optimo para ducharnos pero ¿cómo debe ser nuestra ducha para que sea lo mas eficiente posible? Creo que sobre esta pregunta todos hemos recibido cantidad de consejos. En primer lugar hablaremos de los beneficios que nos ofrece las distintas temperaturas del agua.

Beneficios de la ducha fría

  • Nos ayudan a recuperarnos rápidamente ya que estabilizan el ritmo cardiaco.
  • Ayuda a contraer los vasos sanguíneos y por lo tanto reduce la inflamación.
  • Tiene efecto tonificante.
  • Deja una piel mas suave.

Beneficios de la ducha caliente

  • Aumenta el riego sanguíneo.
  • Acelera la limpieza y drenaje de la piel.
  • Favorece la recuperación localizada.

Ya tenemos algunos de los beneficios que nos ofrece cada tipo de ducha. Ahora veamos como utilizarlos para sacar nuestra segunda conclusión. Como mencionamos al principio del articulo, nuestro propósito es obtener el máximo beneficio físico a nuestra ducha post-entreno. La forma mas eficaz de conseguir este propósito será comenzar nuestra ducha con agua caliente que llegue al limite que podemos tolerar (mas de 40º) durante 2 a 4 minutos y posteriormente pasar a agua fría durante 1 o 2 minutos. Este proceso lo repetiremos de 3 a 5 veces teniendo en cuenta que debemos acabar con agua fría.

Artículo extraído de entrenamiento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s