Correr más de 5 minutos al día aumenta 3 años la esperanza de vida, según un estudio

Correr está de moda, es guay. Quién diría hace años que esta práctica podría ser tan cool como el golf o el pádel. Eso sí, como pasa en todas las modas, han ocurrido una serie de cambios que han convertido a este ejercicio en algo mucho más sofisticado. Por ejemplo, ahora se llama running (no cabe duda de que ponerle un nombre inglés le da un toque más distinguido) y cada vez hay más gadgets y ropa especialmente diseñada para ser la envidia del barrio y de la carrera popular.

Un estudio estadounidense muestra las bondades de correr cada día. (Corbis)

Más allá de bromas sobre las tendencias, no cabe la menor duda de que “el ejercicio es bueno para la salud”. Esta es una frase que se ha repetido a lo largo del tiempo, pero en los últimos años diversos estudios han ido dando la razón a sus defensores.

Cada vez encontramos más virtudes en el deporte: mejora el estado de forma, el anímico, ayuda a tener una vida más saludable y también tiene aspectos positivos en nuestra autoconfianza y productividad.

Un experimento ha estudiado a más de 55.000 adultos entre 18 y 100 años

Tradicionalmente, el enfoque de los estudios sobre esta práctica se ha centrado en una visión cortoplacista, al fijarse en la segregación de hormonas como la endorfina y la serotonina que tienen efectos casi inmediatos en el estado de las personas.

Lo que no es tan habitual es que se dediquen esfuerzos a estudios en los que se puedan ver las virtudes del ejercicio en un periodo de tiempo más lejano. Esto es lo que ha hecho el Colegio Americano de Cardiología, que se ha ceñido al máximo tiempo posible: una vida completa.

Esta nueva investigación ha sido publicada en el propio diario del colegio y en ella han colaborado diferentes investigadores de universidades de Iowa, Louisiana o Columbia. Y su principal conclusión es que la gente que sale a correr suele vivir, como media, tres años más que la que no lo hace. Pero no es necesario correr maratones ni hacer ironman. Tan solo con correr más de 5 minutos al día puede ser suficiente.

Para poder dar una respuesta a una pregunta tan incierta como son los efectos a la larga de cualquier actividad (en este caso la física) se han tomado como objeto del estudio a 55.137  adultos desde los 18 años hasta los 100 y con una edad media de 44. En los participantes se buscó la relación entre salir a correr y las causas o riesgos de mortalidad por problemas cardiovasculares.

Con el objetivo de conseguir unos resultados más reales, se ha controlado durante 15 años el historial médico de los participantes en el estudio y se han tenido en cuenta variables influyentes en la esperanza de vida, como lo son el consumo de alcohol y tabaco, la historia familiar en enfermedades cardiovasculares y el sexo o peso de los sujetos estudiados.

Correr de forma habitual previene problemas cardiovasculares y aumenta en 3 años la esperanza de vida

Tras una década y media de estudio se produjeron 3.413 fallecimientos, de los cuales 1.217 fueron por causas cardiovasculares, y se llegó a la conclusión de que la longevidad podía verse beneficiada a partir de pequeñas prácticas de deporte. Concretamente, con solo 5 minutos diarios de carrera continua y con una media de 6 millas por hora (algo menos de 10 kilómetros por hora) ya había frutos y se disminuía el riesgo de muerte por problemas de corazón.

En el estudio, en el que el 24% de los participantes eran corredores habituales, también se confirma que los amantes de la zapatilla tenían un riesgo de un 30% y un 45% menor de morir por problemas cardiovasculares y su esperanza de vida aumentaba hasta en 3 años. Dato más que sorprendente.

Obviamente, los números varían entre la persistencia y exigencia del ejercicio físico, siendo mejores los resultados de aquellos que corrían de forma permanente, aunque, según los propios firmantes del estudio, el ver que con pequeñas carreritas ya mejora la esperanza de vida puede servir como un importante motivo para que la gente con una vida sedentaria se anime a realizar más ejercicio físico.

El único problema de este estudio es que aún no ha sido capaz de ver hasta qué punto es saludable, a largo plazo, correr y a partir de qué nivel de exigencia deja de ser beneficioso para nuestra esperanza de vida.

 

Ver Artículo en www.elconfidencial.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s