Un estudio afirma que correr en grupo fomenta las habilidades sociales

Un reciente informe de la firma Rexona ha puesto de manifiesto las múltiples ventajas psicológicas de practicar running en grupo de forma regular. Elaborado por el psicólogo deportivo Oliver Martínez junto con los doctores Josep Pla y Óscar Pino, el estudio concluye que correr en grupo fomenta las habilidades sociales.

Foto: lne.es

Según Oliver Martínez, coordinador del trabajo, “la práctica del running en grupo promueve habilidades sociales como la empatía, la comunicación y la motivación”.

Asimismo, el estudio determina que el running mejora la autoconfianza y ayuda a conocer y a superar nuestros límites mentales. “Si nos marcamos unas metas y las conseguimos, ello nos ayuda a incrementar nuestra sensación de control y autoconfianza, algo que fácilmente puede trasladarse al hecho de fijar unos objetivos en el terreno laboral”, explica Oliver Martínez.

 

Rexona Street Run 10 km

Precisamente con el objetivo de fomentar la superación de retos personales, la marca de desodorantes promueve la Rexona Street Run 10 km, el único circuito de carreras de 10 kilómetros homologado por Real Federación Española de Atletismo (RFEA).

Estas pruebas se han realizado en Oviedo, Valladolid, Madrid, Mataró, Palma de Mallorca, Albacete y Valencia.

Ver Artículo en www.runandwalk.net

Anuncios

Haz las cosas bien: los 3 trucos para correr que Chema Martínez enseña a los directivos

Chema Martinez, exatleta olímpico, campeón de Europa de 10K y maratoniano de élite, ahora combina su presencia en carreras populares con otras de ultrafondo en desiertos (como la Gobi March, en la que quedó primero, o la de Jordania), con su faceta como entrenador de directivos y colaborar también con la Deusto Business School, para realizar un programa de liderazgo e innovación deportiva.

Chema Martínez, en el Memorial Juan Muguerza. (Efe)

Así, en este master, Chema tratará de transmitir muchos de los valores que ha aprendido durante su dilatada y exitosa carrera como deportista:profesionalidad, esfuerzo, constancia, superación, mentalización, entre otros muchos.

Aprovechando la presentación del curso, Chema realizó un rodaje con un nutrido grupo de directivos y nos enseñó los ejercicios de técnica de carrera, básicos, e imprescindibles, primer paso para afrontar cualquier reto en el mundo del running.

El ‘running’ se ha convertido en la válvula de escape de muchísimos directivos y profesionales

“A mi el running, me supone bienestar, estar a gusto conmigo mismo, me ayuda a afrontar mi trabajo de otra manera”, nos comenta uno de los directivos invitados. “El running es una forma de vida, en el que el esfuerzo y la superación son constantes y que tratas de aplicar al trabajo y a tu vida personal”, nos dice otro. “Supone disciplina, mejora y tener siempre nuevos retos a los que enfrentarme, me ayuda a superarme en mi vida profesional”, nos comentan.

Y es que el running se ha convertido en la válvula de escape de muchísimos directivos y profesionales, que encuentran en esta disciplina, un reto que les ayuda a superarse día a día.

Parece obvio que todo el mundo sabe correr, pero prácticamente nadie emplea la técnica correcta, que además de evitar lesiones, se traducirá en mejores marcas de forma casi automática, que es lo que casi todo el mundo va buscando. Por ello, incluso antes de plantearse y pensar cuantos kilómetros semanales hacer, debes tratar de interiorizar la técnica de carrera correcta.

Chema nos dice que “un atleta popular puede afrontar casi cualquier reto deportivo, con solo 3-4 días de entrenamiento a la semana”.

Os contamos los tres trucos que Chema, nos enseñó para aplicar la técnica de carrera adecuada:

La pisada, la posición de la cadera y la de los brazos.

  1. El golpeo del metatarso

Un atleta popular suele apoyar toda la planta del pie cada vez que da una zancada, perdiendo así velocidad e impulso en cada zancada. La pisada correcta debe de hacerse con el metatarso, de modo que la fase de impulso sea más eficiente.

Trata de acostumbrar al pie, concretamente al metatarso, a golpear rápida y ligeramente contra el suelo. Cuanto menos tiempo pase en contacto con el suelo, mucho mejor, más rápido irás.

Ejercicio

Colócate de pie, con una pierna más retrasada que la otra. Carga el peso sobre la pierna atrasada y golpea rápida y repetidamente con el metatarso de la otra en el suelo. Hazlo lo más rápido que puedas, para que el metatarso esté en contacto con el suelo el menor tiempo posible.

En la zancada, mientras subes cada pierna, no dejes el pie suelto, mantenlo en posición de unos 90º, para que al tocar el suelo, se impulse de forma más eficiente.

  1. ‘Tira’ de la cadera para arriba

Cuanto más elevada lleves la cadera, mayor amplitud de zancada tendrás y reducirás tus tiempos en carrera. Si lo piensas, y consigues alargar la zancada tan solo un par de centímetros, en un maratón, en el que puedes llegar a dar cerca de 40.000 zancadas, podrías mejorar tu marca en 5 o 6 minutos.

Ejercicio

Para conseguir la postura correcta, debes de tener una zona media (abdominales) fuerte que es la que de alguna manera ‘sujeta’ la cadera.

Para que entiendas como debes de llevar los abdominales, toma aire y expúlsalo todo. Tus abdominales se quedan en tensión. Los abdominales comprimidos te ayudan a elevar la cadera. Mientras corres lleva los abdominales en tensión.

  1. Brazos en ángulo recto

Los brazos acompañan rítmicamente cada zancada, por tanto ayudan a ‘tirar’, del cuerpo para adelante. Su posición correcta, debe ser en un ángulo recto, formando un ángulo de 90º entre el brazo y el antebrazo. Las manos llévalas relajadas, sueltas, no en tensión. Cuando bracees, mueve los  brazos acompasadamente; cada brazo debe  acompañar al pie contrario. Por tanto, es bueno que trabajes tus bíceps y tríceps, con gomas o mancuernas para que estén fuertes y puedan hacer su labor de braceo correctamente.

Una vez aprendidas las tres posiciones básicas del corredor de fondo, trata de mantenerlas mientras realizas ejercicios de skipping. Haz estos ejercicios al menos una vez a la semana después de correr y acaba haciendo transferencia con 3-4 rectas cortas en progresión.

Escuchad vuestro cuerpo, qué os apetece hacer, con que tipo de entreno estáis a gusto

Cuando hayas interiorizado la técnica de carrera, puedes empezar a pensar en cual es el tipo de entrenamiento a seguir. ¿Cuántos días a la semana? ¿Cuántos kilómetros semanales? ¿Series, rodajes a ritmo?

Chema nos resuelve estas dudas.

“Sois atletas populares, no os ganáis la vida con esto, por tanto, lo primero que debéis de tener en cuenta, es que hacéis esto por diversión, para estar en forma. Por tanto, escuchad vuestro cuerpo, qué os apetece hacer, con que tipo de entreno estáis a gusto…”

Para empezar, si solo tenéis 3-4 días para entrenar a la semana, Chema nos da los siguientes consejos:

  • Correr siempre al menos 40 minutos, es el mínimo necesario para progresar. De 40 minutos a 1 hora, serían los entrenamientos idóneos para vosotros.
  • Si seguimos con la tesis de que entrenáis tres días por semana, en lugar de hacer series, creo que es mejor que rodéis a ritmo, cerca del segundo umbral. El fartlek o carrera de intervalos, también es un entrenamiento óptimo.
  • Antes incluso de pensar en Tiradas Largas, os recomiendo que primero hagáis muchos rodajes a ritmo, forzando el segundo umbral. Una vez conseguido este propósito, podéis pensar en ir introduciendo series y rodajes más largos.

Ver Artículo en www.elconfidencial.com

10 consejos para correr con calor

La revista Runner’s World nos aconseja como poder practicar nuestro deporte favorito sin que las altas temperaturas supongan un problema. Si sigues estas recomendaciones no tendrás excusas para quedarte en casa este verano.

El calor es una de las peores losas que puede haber en nuestro entrenamiento. Pero no tenemos por qué ver cómo la rutina de nuestra carrera se trunca con las altas temperaturas. Te enseñamos cómo esquivar el calor y no dejar de correr.
Con la llegada del verano, cada vez son más los corredores que prefieren quedarse en casa. El calor es una de las razones más potentes por las que un runner puede rechazar la idea de salir a correr, pero lo cierto es que – si eres de los que piensan así – ya se te han acabado las excusas para correr en verano.
Desde Runner’s World hemos querido que no pares de disfrutar en cada zancada durante este verano. Toma buena nota de los consejos que te proponemos a continuación:

1. BEBE, BEBE, BEBE

Cuando hace calor, hay que beber al menos dos vasos de agua más de lo habitual. Si vas a salir a correr pronto por la mañana, hidrátate bien durante todo el día anterior. La regla básica es que hay que ingerir entre medio litro y un litro de líquido por hora de ejercicio, o 90-180 cc de líquido cada 15-20 minutos. Hay que asegurarse una correcta hidratación con líquidos que contengan electrólitos, puesto que se va a perder sudor con una gran cantidad de sales. Se debe elegir una bebida que contenga 25-50 gramos de carbohidratos, 230-345 miligramos de sodio y 40-100 miligramos de potasio.

2. CORRE MUY PRONTO (O MUY TARDE)

Algunos corredores quedan para entrenar cerca de las 5 de la mañana, para haber acabado justo cuando comienza a amanecer, sobre todo en zonas donde la temperatura normal en julio/agosto es de 38 ºC. Si no puedes (o no te gusta) madrugar, puedes ir lo más tarde posible. Aunque el sol alcanza su punto más alto en el cielo a mediodía, la temperatura de la superficie terrestre llega a su valor máximo entre las 3 y las 5 de la tarde. Algunos corredores prefieren salir a medianoche y correr sólo con pantalón corto y zapatillas.

3. PLANIFICA LOS ENTRENAMIENTOS

Corre en un parque que tenga fuentes de agua o en un recorrido que cuente con tiendas de alimentación. Una posibilidad es programar tu circuito incluyendo sitios donde poder rellenar las botellas de agua, o dejar alguna escondida en el recorrido. Otra alternativa es realizar una ruta circular y pasar varias veces por delante de tu casa, dejando agua o bebidas deportivas en el buzón. Un truco que nos manda un corredor de Egipto es hacer el recorrido con la bicicleta e ir repartiendo botellas con agua a lo largo del mismo. Jesse Mack, de Boston, deja una nevera de camping al final de su calle con agua, bebida isotónica y una gorra. Cada vez que pasa por ella, bebe un poco y se cambia las gorras para refrescarse en cada vuelta.

4. COMPRUEBA EL ÍNDICE TÉRMICO

No es el calor, sino la humedad lo que más afecta a los corredores. Por ejemplo, en julio puede haber una temperatura de 37 ºC a las 8 de la mañana en zonas de la costa, pero si la humedad llega al 100%, sufrirás mucho más. El aire húmedo reduce la capacidad del cuerpo para refrigerarse mediante el sudor. El índice térmico combina la temperatura con la humedad relativa para ofrecer el valor de la temperatura aparente, que es la verdadera sensación de calor. Los institutos de meteorología emiten avisos de alerta por calor cuando se alcanzan valores de 40,5. Conviene comprobar el pronóstico del tiempo antes de una tirada larga para decidir a qué hora del día ir a correr. En algunas zonas la temperatura no baja mucho por la noche y la humedad es más elevada a primera hora del día.

5. LLEVA EL MATERIAL ADECUADO

Cuando corras en verano, prueba a utilizar prendas muy ligeras de manga larga muy transpirable. La temperatura de la piel se mantendrá más fresca y tu entrenamiento será más agradable. La ropa de color claro refleja el calor y si te está un poco holgada, el aire podrá circular mejor. Las gorras son muy útiles para algo más que para protegerte del sol. Prueba a poner un poco de hielo debajo de la gorra. Su efecto refrigerante dura hasta 40 minutos. Además, al derretirse, el agua sigue refrigerándote al ir escurriendo. Notarás la diferencia.

6. ACLIMÁTATE AL CALOR

Las buenas noticias son que el cuerpo comienza a adaptarse a las altas temperaturas en 3-4 días, aunque puede que tarde hasta dos semanas en aclimatarse. Según Alberto Aguirre, un corredor de Guadalajara, México, “correr en mi ciudad supone hacerlo con calor la mayoría de las veces, por lo que mi ‘secreto’ es enfrentarme a ello a diario. Las tiradas largas de 30 km a mediodía son duras, pero si lo haces dos veces a la semana, estarás preparado para completarlas incluso cuando haga mucho calor”.

Smart bike: la bicicleta de Samsung

Lo cierto es que se ha invertido mucho tiempo y dinero en innovar en automóviles, pero, ¿es que nadie piensa en los ciclistas? Ya iba siendo hora de una renovación en el sector y por fin Samsung se ha decidido mezclar el ciclismo con la tecnología punta de sus últimos dispositivos. Smart Bike, como no podía ser de otra manera, será el nombre del proyecto que se espera verá la luz muy pronto.

smart bike samsung

Con tan solo conocer la situación de Samsung en el mercado de la tecnología actual, podemos hacernos una idea de las funciones de su nueva bicicleta. El líder de ventas de smartphone ha decidido crear un nuevo concepto de bicicleta. Uno que nos brinda la oportunidad de agregar nuestro móvil como parte del dispositivo para facilitarnos los trayectos e incitar a la utilización de las dos ruedas como medio de transporte alternativo a la contaminación del coche.

Entre las funcionalidades de la bicicleta destacan: el trazado de trayectos en un mapa de cada ciudad, la velocidad a la que estamos circulando, la cantidad de calorías que hemos quemado… Además, en la parte trasera del vehículo encontramos una cámara que nos mostrará en la pantalla de nuestro móvil, que se sujeta en el manillar de la bicicleta mediante un campo magnético, a modo de retrovisor los coches que se encuentran en nuestra espalda y que conviene tener en cuenta para no acabar en accidente.

Y para los más escépticos, la Smart Bike de Samsung incluye un sistema de láseres capaz de generar un carril imaginario en el arcén de la carretera cuando circulamos de noche. Todo sea por nuestra seguridad.

La idea ya ha sido impulsada por profesionales del ciclismo y por diseñadores de bicicletas de toda la vida. ¿Qué te parece la idea?¿Comprarías una Smart Bike o le ves muchas pegas?

Ver Artículo en www.tecnoninja.com