A la hora de descansar, Descanso Completo o Descanso Activo?

La recuperación es un concepto clave en todo deportista y en todo entrenamiento. Descanso total o descanso activo según las circunstancias, pero descanso al fin y al cabo.

1381729_623217917701244_2004927190_n

Da igual si hacemos pesas o si hacemos cardio, pero nuestro cuerpo necesita descansar alguna vez. Con el descanso podremos conseguir básicamente 2 cosas:

– Evitar el sobreentrenamiento y por tanto las lesiones.
– Regenerar nuestro organismo y hacer que una vez descansado, rinda más.

Y por mentira que parezca pocos deportistas entienden el concepto de recuperación o regeneración. Muchos deportistas utilizan planes de entrenamiento que ven en cualquier web, y más allá de si son planes más o menos personalizados a las características de cada uno, no he visto casi ninguno que respete el concepto de recuperación. No es de estrañar entonces que muchos de los que siguen estos planes a rajatabla terminen sobre-entrenándose o lesionados.

El problema radica más en la intensidad. Es aquí donde nuestro organismo sufre más. El cuerpo sufre igual un entrenamiento de intensidad independientemente que nada o corra. El cuerpo debe entenderse como una globalidad. Trabaja siempre de forma conjunta. Aunque en una disciplina unos músculos trabajen más que otros, el cuerpo sufre por igual.

El descanso total lo podemos recomendar para el día después de la competición o cualquier otro día de nuestra planificación que simplemente no nos toque entrenar, pero para después de un entrenamiento duro o de unos días especialmente duros yo prefiero hacer un entrenamiento de regeneración para así recuperar antes.

Después de un entrenamiento duro, nuestros músculos sufren pequeños desgarros, microroturas. Esto hará que el día siguiente y seguramente los posteriores, tengamos dolor, agujetas… Si nos quedamos en casa, estos dolores tardarán más en desaparecer. En cambio, si hacemos deporte (y sobretodo, si volvemos a hacer la actividad que nos produjo esos pequeños desgarros), haremos que el flujo sanguíneo vuelva a esos músculos ayudando a limpiar los residuos, mientras oxigenamos y damos nutrientes a nuestra musculatura. O sea, avanzamos nuestra recuperación de una forma más eficaz que si nos quedáramos en casa.

Un entrenamiento a ritmo muy lento, nos ayudará a recuperarnos muscularmente y de una forma rápida tendremos los beneficios de los duros entrenamientos. Es preferible entrenar suavecito justo el día después de un entrenamiento duro y descansar el siguiente.

Ver artículo original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s