Partes que debemos aislar del frío cuando salimos a practicar deporte en otoño

Sin apenas darnos cuenta ha llegado el frío y esto lo notamos sobre todo los más madrugadores que salimos a correr por el parque o por la ciudad. Es cierto que hasta hace unos días estábamos agobiados de calor, pero ya estamos en otoño y esto no es así, así que en este post queremos dar algunos consejos a la hora de equiparnos para evitar que el frío nos pille desprevenidos.

8585806609_2373a3a27e_b

Es cierto que a la hora de practicar deporte al aire libre es importante el lugar elegido para hacerlo, así como la técnica a la hora de ejecutar todos los movimientos y rutinas, pero no solamente nos debemos detener en esto, sino que la indumentaria que vamos a utilizar es esencial para conseguir buenos resultados y sobre todo adaptarnos a las condiciones climáticas de cada época del año.

Si en algo coincidimos todos es que la ropa deportiva debe ser cómoda y tiene que aislarnos del exterior a la vez que transpire y evite la acumulación del sudor. Pero no solo nos podemos quedar en eso, sino que además es importante que cuidemos otros aspectos, sobre todo las partes del cuerpo que apenas están en movimiento y que son las que más se resienten con la llegada del frío.

Proteger la cabeza, el cuello y las extremidades

Este es el caso del cuello, la cabeza o las extremidades. Es cierto que cuando corremos o practicamos cualquier otro deporte la mayor parte del cuerpo está en movimiento y por lo tanto la temperatura aumenta haciendo que no tengamos frío. Aunque hay partes que están más expuestas porque son más delicadas y apenas entran en acción, y por lo tanto pueden perjudicarse a causa de esta exposición excesiva a las inclemencias climáticas.

Para ello es importante que protejamos estas partes del cuerpo. A priori puede parecer que vamos a tener calor en ellas, pero no es ninguna tontería, ya que son las que primero se quedan frías y por las que podemos resfriarnos o padecer dolores derivados de ese exceso de frío. En el caso del cuello podemos ponernos un pañuelo o una braga para proteger la zona. En la cabeza con un gorro bastará para aislarla del frío.

En el caso de las articulaciones no es necesario, que como muchos piensan, nos pongamos rodilleras, tobilleras o muñequeras, ya que se trata de una prenda especial para mantener las articulaciones sujetas cuando tenemos una ligera lesión o malestar. Pero no es recomendable su uso en condiciones normales porque conseguiremos debilitar la zona pues los músculos apenas entrarán en acción. Por ello es mejor utilizar otras prendas como calentadores, mallas largas o camisetas de manga largaespeciales para la actividad física.

Ver artículo original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s