30 consejos para elegir tu equipación

Calzado:

1- Si no tienes mucha experiencia, acércate a una tienda especializada. Mucho mejor si tiene corredores entre sus dependientes.deportivo-1

2- Si puedes, hazte un análisis básico biomecánico y de apoyo. Ya hay muchas tiendas y centros especializados que te lo hacen con una compra mñinima.

3- Cuando llegues a la tienda, ten claro si necesitas un modelo de entrenamiento, de competición, mixto o varios de ellos.

4- No te dejes cegar por una marca en concreto, y mucho menos por la moda. El modelo de una marca que te fue bien en su momento, puede tener una mejor alternativa en la gama de una marca nueva.

5- Un buen consejo es tener más de un par, al menos de entrenamiento. Las cargas diarias son menores, y duran más porque los materiales se pueden “recuperar” mejor, aparte de que necesitas alternativas si una se está lavando o secando por el aguacero de ayer o la nieve del otro día.

6- Si entrenas normalmente en el campo o en la montaña, busca un modelo de trail, que son más duraderos y con mejor tracción.

7- Aunque las zapatillas ligeras suelen gustar más, para entrenar busca modelos más estables, sobretodo si tu pisada no es neutra.

8- Si entrenas mucho, es posible que termines necesitando plantillas correctivas para evitar lesiones o/y sobrecargas. Busca en ese caso un buen podólogo deportivo.

9- Si ese es tu caso, busca zapatillas con plantillas extraíbles, tanto de competición como de entrenamiento.

10- Actualmente, tampoco es necesario gastarse una fortuna para tener una buena zapatilla. Muchas veces, buscando ofertas de modelos de la temporada pasada, encuentras verdaderas “compras maestras”.

Ropa:

1- Hay una tendencia en el gran público a comprarse ropa de deporte más porque “siente bien” que porque “vaya bien”. Si eres corredor, busca de lo segundo, aunque con la oferta actual casi seguro que encontrarás algo que también te siente bien.

2- En cualquier caso, pruébatelas y que no te roce en ningún sitio – axilas, muslos, etc.- ni siquiera un poco, porque al cabo de los kilómetros será un problema muy grande.

3- Las fibras modernas ayudan mucho a las altas prestaciones de las prendas. Es decir, que ayudan a evacuar calor en verano y a no pasar frío en invierno. Búscalas, porque además ya no son tan caras como hace años.

4- En el caso de las mallas, sobre todo las de verano, asegúrate de un detalle tan trivial como que tengan un pequeño bolsillo cerrado, porque si no cuando vayas a entrenar en coche o incluso desde tu casa… ¿cómo te llevas las llaves?

5- Si usas chubasquero en invierno, asegúrate que tiene aberturas para la transpiración, porque si no terminarás más mojado por tu sudor que por la lluvia.

6- Las prendas de licra, sobre todo mallas de gama alta, llevan años confeccionándose con los llamados “patronajes biomórficos”, que copian las formas de la musculatura para asegurar la adaptación y que no se te muevan durante las carreras. Es la mejor opción.

7- En camisetas y pantalones cortos de competición es importante que transpiren bien- sobre todo para verano, claro- y que no sean de ningún material que absorba el sudor, porque aumenta su peso y se deforman.

8- En prendas de invierno, asegúrate que todas las aberturas cierren y sellen bien para que no entre ni frío ni agua.

9- En el caso de cuellos y bocamangas, comprueba que los sistemas de cierre- muchas veces velcros- no te rozan la barbilla o las muñecas, algo realmente incómodo en el día a día.

10- Ten cuidado a la hora de lavarlos y lee bien las instrucciones, porque las fibras “inteligentes” de última generación pueden perder todos sus laminados y, por tanto sus cualidades.

Complementos:

1- Si necesitas una mochila para usar mientras corres, que sea muy compacta y que tenga anclajes y ajustes en pecho, cintura y hombros para evitar que se mueva y te cargue la espalda.

2- Otra cosa es una mochila tipo Camelback, para poder beber mientras corres en época calurosa, que ya suelen tener todas esas características anteriores.

3- En invierno, una buena corra de lana- o material térmico de última generación- es perfecto para evitar que se te congelen las orejas. Algunos prefieren las orejeras, pero suelen terminar moviéndose.

4- Las gafas evitan molestias en los ojos tras pasar horas corriendo con sol, ya sea verano o invierno.

5- Búscalas con una buena óptica para evitar fatiga ocular y que se ajusten bien para que no se te muevan. Bien significa que estén correctamente fijadas, pero que las patillas no te aprieten las sienes o las orejas. Con los kilómetros es una tortura.

6- Los últimos sistemas insertados en las mediasuelas de las zapatillas para medir tus entrenamientos- distancia recorrida, velocidad, etc.- con emisores que interactúan con receptores de pulsera o de otro tipo son perfectos para los que necesiten o les guste llevar sus entrenamientos controlados al máximo.

7- En verano los calcetines tobilleros son muy cómodos y frescos, mientras no corras por zona de campo o hierba seca en que se te mete hojarasca y otros elementos molestos y punzantes dentro del pie.

8- Si tienes problemas de sobrecargas en gemelos y en las piernas en general, los calcetines altos de compresión son una excelente alternativa.

9- En invierno unos guantes son nceesarios si no quieres terminar con los dedos como estalactitas.

10- Si te gusta escuchar música mientras corres, gracias a los sistemas Bluetooth, ahora ya puedes conseguirlo sin cables y con fiabilidad. Qué tiempos aquellos de los pesados y erráticos Walkman…

Ver artículo original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s