Corriendo en altura: precauciones a tener.

Cuando uno corre en altura, lo primero que siente es que hay menos gravedad (lógico, nuestro cuerpo está a mayor distancia del centro de la tierra) por lo que nos entusiasmamos, nos sentimos más livianos, más rápidos….pero esa ilusión solo dura unos minutos: cuando los músculos le estén demandando a los pulmones más cantidad de oxígeno, se dará cuenta que no alcanza a satisfacer (hay menos densidad de oxígeno), entonces el corazón aumentará su ritmo y, a largo plazo, hasta se puede llegar a sufrir vértigos, náuseas, dolor de cabeza o insomnio. Al fin, tu capacidad para correr se verá reducida.

correr altura

Sin embargo, a largo plazo las ventajas son mayores: aumenta tu hemoglobina, tienes una mayor capilarización y tus pulmones se acostumbrarán al menor nivel de oxígeno en el aire, por lo que las desventajas se conviertenen en ventajas.

Si vas a correr alguna prueba de montaña, intenta acudir a tu cita con unos cuantos días de antelación, de manera que puedas aclimatarte a las circunstancias concretas de la altitud. Y cuando regreses, percibirás las mismas ventajas que los atletas de elite que entrenan en altitud: tendrás más resistencia y tu cuerpo podrá con más cargas.

Ver artículo original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s