Vocabulario runner (en carrera)

Que si pinchamos, que si damos hachazos, tirones, clavotes o que si se nos aparecen hombres del mazo…. si alguien nos escucha cuando hablamos, no sabe si estamos explicando una carrera o contando la Batalla de las Termópilas.

vocabulario_runner_ok_0

Entre nosotros nos entendemos, hablamos el mismo idioma. Pero, ¿qué pasa con esas personas, víctimas de nuestras tertulias? Aquellos que se inician corriendo o esos que tienen que sufrir nuestras conversaciones y que nos miran pensando ¿de qué narices está hablando este tío? A ellos, a las sufridas parejas o amig@s de los corredores, que la mayoría de veces asienten ausentes ante nuestros relatos emocionados, y sobretodo a los principiantes, va dirigido este pequeño diccionario.

Agarrotado: Se aplica en aquellas ocasiones en las que el atleta se nota muy cansado y con sobrecargas musculares que le impiden correr de una forma fluida. Te pesan las piernas como si te las hubieran rebozado en cemento y te es imposible aumentar el ritmo. Miras el reloj y vas 50 segundos más lento que tu ritmo ideal, pero nada. Aunque lo intentes, tu cuerpo no da para más. Hoy no es tu día. Acaba como puedas y deja tu mejor marca personal (MMP) para otra ocasión.

Apretar las tuercas: Dícese de la acción en la que uno o varios corredores incrementan de forma consciente el ritmo de crucero de un grupo. Normalmente se realiza de forma premeditada y con una clara intención de poner a prueba el aguante de tus adversarios. No es más que aumentar unos 5 segundos el ritmo y sirve para ver en tus rivales las caras de lo ‘apretados’ que van.

Calentar: Entrenamiento previo que se realiza justo antes de empezar una competición o entrenamiento intenso. Se trata simplemente de correr suavemente durante unos 20 minutos para activar la musculatura antes del esfuerzo. Los hay que el único músculo que calientan es la lengua, pero debería servir para no llegar muy frío a la línea se salida y así poder empezar a correr a ritmo desde un principio. Depende de la distancia recorrida el calentamiento tendrá que ser más o menos exigente.

Clavote: De una forma genérica, definir una mala gestión de los esfuerzos en una carrera. Lo sufres cuando sales demasiado rápido. Te crees Mo Farah y vas diez segundos por km más rápido de lo que deberías. Vas recortando tiempo pero… se acabó la gasolina: clavote.

Chupar rueda: No se trata de lamer un neumático sino de la acción de ponerse detrás de otro corredor que va marcando el ritmo. Es curioso que el desgaste es menor aunque no se pueda demostrar científicamente. Tras chupar rueda… entra tu capacidad de meter un hachazo (consultar hachazo en el diccionario).

Descalentar: Acción que se realiza después de una competición o entrenamiento intenso y que en ocasiones se sustituye por una charla en parado, aunque no debería ser así. Para hacerlo bien, correremos muy suavemente durante unos 10 minutos con el objetivo de recuperar la musculatura del esfuerzo. Este suave rodaje sirve para comentar con los compañeros cómo ha ido la carrera  y escuchar las excusas (algo muy curioso y divertido) de los que no les ha ido como ellos esperaban.

Descolgar: Dícese del instante en el que uno o varios corredores consiguen obtener unos metros de ventaja sobre su perseguidor o perseguidores. Es producto de haber apretado las tuercas o meter un hachazo. Psicológicamente te crees el rey del mundo cuando descuelgas y te hundes cuando pasa lo contrario.

Estar fino: No nos referimos a tener un cutis sin asperezas. Dícese del mejor momento de la temporada de un corredor, cuando obtiene sus mejores resultados. Se suele aplicar también cuando se está en lo que uno considera su peso óptimo para correr, normalmente muy delgado para los no corredores. Coincide cuando ves a tu madre y te dice: “te estás quedando muy chupado, ¿estás comiendo bien?”.

Estar gordo: Para un corredor, estar gordo es estar 3 ó 4 kilos por encima de su peso óptimo para correr, imperceptible para el resto de la humanidad. Algo que suele ocurrir cuando se está fuera de temporada o has dejado de entrenar durante un periodo de tiempo. Se puede utilizar como táctica para desmotivar al rival antes de una carrera.  “Tío se te ve gordo, ¿no has entrenado mucho últimamente, no?”

Fantasma: No nos referimos a ningún espíritu ni ser de ultratumba. Es aquel corredor que pretende aparentar un nivel atlético que no le corresponde. Muy fan del #postureo, está a la última en cuanto a equipación. Hace un calentamiento muy llamativo, pero desaparece nada más darse la salida.

Hachazo: ¡Qué gusto! (perdón). Una de las mejores sensaciones que uno puede tener al correr en grupo. Con amigos, rivales, desconocidos… da igual. Aumentas el ritmo repentinamente y ves cómo nadie puede seguirte. Te sientes Dios. Los populares no corremos para ganar, pero un hachazo bien dado es de las mayores satisfacciones que podemos llevarnos en una carrera.

Hombre del mazo (o muro): No se trata de Tor ni de nadie parecido. Dícese de un momento concreto donde debido a diversas circunstancias de la competición uno pasa de ir bien a ir mal bruscamente. Se aplica la metáfora de un personaje ficticio con un mazo esperando a golpearte en un punto concreto o un muro contra el que te das un trompazo y te quedas medio atontado. El hombre del mazo o el muro se suele situar entre el kilómetro 30 y 32 de los maratones.

Ir a ritmo: No es que toda la grupeta corra como si de una coreografía se tratara, sino aquella velocidad constante que lleva un corredor. Se mide en minutos y segundos con precisión milimétrica. No es lo mismo ir a 4’28 que a 4’35 el kilómetro. Un no corredor pensará que siete segundos no son nada. Para un runner es una eternidad. La diferencia entre la gloria o el fracaso. Por cierto, si alguien te dice que él corre a 4’70… sospecha.

Ir fácil: Es esa sensación en la que un runner se siente seguro y capaz de aguantar sin dificultad el ritmo impuesto. Es ese momento en el que crees que podrías estar toda la vida corriendo a ese ritmo. Se usa normalmente para rodadas. Si vas fácil en una carrera… aprieta las tuercas un poco, que no has venido a pasear.

Pinchar: Dícese del momento en el cuál el corredor percibe una sensación de incapacidad para mantener el ritmo impuesto. Decaimiento en el ánimo y sensación de fracaso. Es menos radical en cuanto a su contundencia que el clavote.

Romper el grupo: No se trata de destruir nada ni a nadie. Consiste en cambiar de ritmo -mediante un tirón o hachazo- y provocar que un grupo de corredores, que hasta el momento iban juntos, se separe.

Tirón: Dícese de un cambio de ritmo más progresivo y prolongado en el tiempo que el hachazo. No tan bestia. No confundir con el tirón muscular.

Zumbar: Sinónimo de correr y que se utiliza cuando uno corre mas que tú. “No veas como zumban los que han ganado la carrera.

Ver artículo original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s