Consejos prácticos para iniciarse en el cicloturismo

La bicicleta puede ser una excusa fantástica para recorrer el mundo y vivir numerosas aventuras. Con un poco de ambición, conoceremos nuevas gentes y lugares, y haremos del turismo un medio para estar en forma.

cicloturismo-apertura

El cicloturismo es una interesante modalidad deportiva que nace de la combinación entre ciclismo y turismo. Se trata, por tanto, de una actividad recreativa y no competitiva. Los cicloturistas viajan en bici por el globo simplemente por el placer de conocer nuevas personas y lugares. Y, de paso, hacen mucho ejercicio y se ponen en forma. Si tienes ganas de atreverte con este deporte, ahí van unos consejillos para empezar a rodar:

  • ¡Motívate!

Encontrar esa chispa interior es necesario para adentrarse con garantías en el mundo del cicloturismo. Algunos principiantes encuentran la fuerza en el afán de recorrer una determinada distancia, aunque los más experimentados saben que lo realmente importante es combinar los viajes en bicicleta con otros ‘hobbies’ e intereses.

  • Cuanto mayores sean las distancias que recorramos, mayor será la necesidad de hallar algo que nos impulse a hacerlo.

Como en otros ámbitos de la vida, debe haber un propósito detrás de nuestras carreras cicloturistas. El deseo de alcanzar la línea de meta está bien, pero es aún más importante tener una razón para querer alcanzar esa línea de meta.

-No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. ¿Y por qué no empezar ahora? Cuando nos planteamos grandes retos -como recorrer largas distancias en bicicleta-, solemos posponerlos pensando que necesitan mucha preparación y planificación. Pero el cicloturismo es bastante simple. Sólo tenemos que fijarnos un objetivo y empezar a movernos para alcanzarlo. Cuanto antes empecemos, antes llegaremos a él. Así que, ¿por qué esperar?

  • Pocas cosas son indispensables.

Viajar alrededor de la Tierra con la comida, la ropa y los utensilios justos nos hace darnos cuenta de que no necesitamos demasiado para ser felices. En una sociedad materialista a más no poder, el cicloturismo nos enseña que hay pocas cosas realmente indispensables, y las pantallas planas o los microondas ‘último modelo’ no están entre ellas. En realidad, lo verdaderamente importante suele ser aquello que no se puede comprar, vender o romper.

  • Preguntando se llega a Roma…o a donde sea.

Al hacer cicloturismo, es inevitable que se presenten multitud de ocasiones en las que tengamos que preguntar algo: cómo llegar a tal o cual sitio, dónde pasar la noche, qué comer o desayunar…

Si preguntamos o pedimos algo, y más si lo intentamos el número de veces suficiente, obtendremos una respuesta. Además, por muy breves que sean nuestras demandas, conversar con alguien desconocido siempre es una magnífica oportunidad para aprender algo diferente y, quién sabe, hacer nuevas amistades.

Ver artículo original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s